Inicio NOTICIAS INTERNACIONAL «No puedo creer que se haya ido»

«No puedo creer que se haya ido»

344
0

“Amady tenía tanta energía. Él siempre estaba listo. Y le encantaba el desafío de ser periodista. Al final de la línea, la voz de Jérémie Dupin se quiebra. Sabe que ya no informará en las zonas peligrosas de Port-au-Prince con su amigo. «No puedo creer que se haya ido. »

La trágica muerte de dos periodistas en Haití el pasado jueves -entre ellos John Wesley Amady, quien trabajaba para una emisora ​​de radio en línea de Montreal- demuestra que cada vez es más peligroso ejercer este oficio en este país, según expertos consultados por Prensa. Los riesgos se multiplican por diez para quienes se atreven a interesarse por las bandas armadas que asolan sectores estratégicos del país.

Frappés par une rafale de balles après avoir interviewé un chef de gang dans Laboule 12, au sud de la capitale Port-au-Prince, John Wesley Amady (appelé simplement Amady par ses proches) et Wilguens Louissaint n’en étaient pas à leur premier reportaje. Amady había trabajado durante tres años, entre otros, para Écoute FM, una estación de radio en línea con sede en Montreal.


FOTO DE FACEBOOK

Juan wesley amady

“Su trabajo era cubrir todos los eventos en Haití y realizar las entrevistas, especialmente en los barrios de riesgo y en las zonas difíciles”, explica Francky Attis, fundador y director de Radio Écoute FM, quien vio el día en 2018.

Amady también fue un escritor y reparador independiente, lo que significa que sirvió como guía para los medios internacionales. Desde 2020, trabajó en estrecha colaboración con Jérémie Dupin, un periodista independiente que viaja de un lado a otro entre Boston y Haití. Estaban informando para la agencia de noticias Al Jazeera., para Vice News, para el canal estadounidense de noticias 24 horas CNN y, ocasionalmente, para el canal británico BBC. “Era su sueño, ser un periodista de investigación”, dice Jérémie Dupin.

Leer:   Netflix: esta serie de terror te sumerge en una investigación que te hará estremecer

Wilguens Louissaint trabajaba para los medios en línea Télé Patriote y Tambou Vérité, según el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ).

En Montreal, Radio Écoute FM, que emplea a otros periodistas en Haití, suspendió sus actividades hasta el funeral de Amady el próximo sábado. Se han iniciado eventos para recaudar fondos para apoyar a las familias en duelo.

Un sentimiento de impotencia domina en la comunidad haitiana. “Sí, estamos en estado de shock al ver hasta dónde puede llegar. Pero la comunidad no puede hacer nada”, señala Jean Ernest Pierre, abogado, periodista y director de la radio CPAM de Montreal.

El riesgo de exposición a las pandillas

Según información de radio Écoute FM, los periodistas se encontraban en Laboule 12 porque investigaban la muerte del inspector de policía, Dan Jerry Toussaint, asesinado en esta localidad el 1ejem Enero.

Dos bandas se enfrentan en este sector por el control de la vía que da acceso al sur del país.


FOTO MARCO CAMPANOZZI, LA PRENSA

Francky Attis, fundador y director de radio Écoute FM

» [Le chef de gang] Timakak hizo un llamado a los periodistas para que revelaran quién fue el autor de este crimen. Terminaron las entrevistas, y al salir, el otro grupo los mató, afirma Francky Attis. Un tercer periodista, Wilmann Vil, sobrevivió a los ataques. Actualmente está escondido para evitar represalias, según la Agence France-Presse.

«El colapso del estado haitiano»

Al mismo tiempo, Amady y Jérémie Dupin también estaban trabajando en una historia sobre el tráfico de armas. «El país es una especie de hub de drogas, así como de todo tipo de tráfico ilícito, como la distribución de armas, porque las fronteras no están vigiladas», confirma Roromme Chantal, profesor de ciencias políticas de la ‘Université de Moncton , él mismo de origen haitiano.

Por lo tanto, las pandillas en Haití están muy armadas, a menudo más que la policía. También tienen vínculos con los poderes políticos del país. “Estas bandas son el Estado”, resume Roromme Chantal. Operan con las viseras levantadas, no se esconden, ¡hasta dan conferencias de prensa! »


FOTO RALPH TEDY EROL, ARCHIVOS REUTERS

Ariel Henry, presidente interino

El dominio absoluto de los grupos armados ha aumentado desde el asesinato del presidente Jovenel Moïse en julio pasado. “Las pandillas están paralizando partes vitales de Haití, como la distribución de combustible”, explica Chantal. es empujar [le président par intérim Ariel Henry] renunciar »

Leer:   Piratas del Caribe: cómo la parodia porno de la saga hizo historia

La situación es muy compleja: la legitimidad de Ariel Henry -apoyada por la comunidad internacional- es cuestionada por gran parte de la población. El presidente interino es particularmente sospechoso de tener un vínculo con el asesinato de Jovenel Moïse, detalla Roromme Chantal. “Hoy estamos presenciando el colapso total del Estado haitiano”, lamenta.

Un sustento controvertido

El periodismo en zonas de pandillas, en lugar de zonas de guerra, es controvertido dentro de los medios haitianos. «La pregunta que nos hacemos es cuál es la necesidad de ir a hablar con esta gente: salteadores de caminos que están haciendo mucho daño a la población», se pregunta Jean Ernest Pierre, de la radio CPAM. Es imprudente ir allí, porque no hay garantía de salir con vida. Una visión compartida por el profesor Roromme Chantal, quien habla de «populismo mediático». “Hay que encontrar un equilibrio”, cree. Si este trabajo se hace con responsabilidad, y si es para mostrar cómo este país está en manos de bandas fuertemente armadas… pero hay que hacerlo sin complacencia hacia estas bandas. El 8 de enero, Francky Attis, de Écoute FM, se opuso a estos comentarios en su página de Facebook: ‘Si no es el periodista el que sale al campo, a mostrar cómo se organizan las bandas, ¿cómo se va a informar a la población? el escribio. Condenar a los periodistas por denunciar a las pandillas no es solo ignorar la historia del periodismo, sino también la función del periodismo mismo. »

Artículo anteriorPokémon: WTF, la policía frena un robo para cazar a Snorlax
Artículo siguienteColección Uncharted Legacy of Thieves: reserva el juego Naughty Dog para PS5